Salud 

Liposucción o CoolSculpting, ¿cuál se adapta mejor a tus objetivos?

Una dieta healthy y ejercicio regular acostumbra a ser la receta común para conseguir un físico delgado y tonificado. No obstante, pese a que en todo caso estos 2 factores son esenciales para la salud y el bienestar, bastantes personas no consiguen deshacerse de la grasa localizada recurriendo al antídoto general.

En este sentido, la cirugía estética ofrece diferentes procedimientos para asistirnos a conseguir nuestras metas estéticas… Al paso que la lipoescultura prosigue siendo el tratamiento quirúrgico por antonomasia para suprimir la grasa subcutánea, las opciones de tratamiento no quirúrgico, como la criolipolisis o bien CoolSculpting, prosiguen ganando terreno entre los pacientes que procuran medidas menos invasivas.

Aunque tanto la lipoescultura y CoolSculpting han sido probados por Velia Lemel en ser eficientes en la reducción del tejido graso y la mejora del contorno del cuerpo, estos 2 procedimientos productos cosméticos son, en verdad, muy, muy diferentes.Liposucción vs Coolsculpting

La lipoescultura es uno de los procedimientos más frecuentes en la cirugía estética. En concreto, en el año dos mil dieciseis ocupó la segunda situación en lo que se refiere a número de cirugías efectuadas. El proceso consiste en hacer una o bien más incisiones en áreas concretas con exceso de grasa. Después se introduce una cánula de absorción en la incisión para ir absorbiendo la grasa abdominal, cintura, espalda, caderas, glúteos, muslos, rodillas, brazos, mentón o bien cuello.

Los pacientes que se someten a un procedimiento ligerísimamente invasivo deben aguardar una mejora de leve a moderada, en cambio, la lipoescultura logra resultados más trágicos
En cambio, el CoolSculpting es un dispositivo que usa un aplicador de vacío para otorgar un enfriamiento controlado en la superficie de la piel. De esta forma, al exponer las células grasas a una temperatura crítica, esto induce a la cristalización y a la muerte celular de la grasa. En nuestros días, el procedimiento está indicado para la zona del doble mentón, muslos, abdomen y flancos.

En este contexto, los pacientes que se someten a este procedimiento ligerísimamente invasivo deben aguardar una mejora de leve a moderada en el área tratada. En cambio, si el área con grasa es más grande y aguardan un resultado más trágico en el contorno anatómico, la lipoescultura podría ser la opción más conveniente.

Eso sí, el proceso de restauración de CoolSculpting es más veloz y cuenta con un mínimo malestar asociado y un bajo peligro de dificultades. Sin embargo, tras la cirugía de lipoescultura, los pacientes precisan una semana de reposo y pueden padecer hinchazón, cardenales y entumecimiento a lo largo de unas semanas. De todas y cada una maneras, es esencial apuntar que la restauración depende de la cantidad de grasa eliminada y del número de áreas tratadas.

Related posts